Retos actuales en el comercio exterior

Es posible decir que los últimos años han sido turbulentos para el panorama del comercio exterior. Cambios políticos a nivel mundial, conflictos de intereses, así como estragos a la  salud han sido constantes, y en ocasiones han hecho parecer que el sector comercial tambalea.

Eventos tales como la pandemia por COVID-19 representaron un desafío para comerciantes internacionales e incluso para asociaciones tales como una agencia aduanal en Manzanillo. En definitiva, la pandemia desató un contexto preocupante para el comercio a nivel mundial.

Sin embargo, el contexto reciente también ha traído diversas oportunidades para las empresas, tanto de crecimiento como de recuperación. Y aunque la estabilidad en el sector comercial no se ha dado de manera pareja entre todas las naciones, el prospecto de muchas apela por un arduo trabajo.

Es por eso que, en esta ocasión, te hablaremos de los retos que actualmente enfrenta el comercio exterior y que empresas tales como una agencia aduanal en Nuevo Laredo superan día con día.

El estado actual del comercio exterior

En primer lugar es importante conocer el contexto al que atienden las empresas y vendedores dedicados al comercio internacional, concretamente la situación a la que México hace frente en la actualidad.

Si bien, México fue uno de los muchos países que se vieron afectados por la pandemia de COVID-19, factores como el T-MEC (antes, tratado de libre comercio) o la fuerte alianza, cimentada por décadas, con Estados Unidos dieron una mayor estabilidad al país, en comparativa con otras naciones latinoamericanas. Esto fue un gran beneficio para una agencia aduanal en México.

Ahora bien, cabe aclarar que la recuperación económica actual, a nivel mundial, ha sido asimétrica. Algunos países, como aquellos del este asiático, recuperaron rápidamente su estabilidad, mientras otros, como los latinoamericanos, avanzan de una forma más lenta.

Y aunque el panorama mexicano no ha sido tan malo como el de otros estados, hay varias situaciones que el país debe atender, como la tasa de desempleo o la masiva digitalización que están teniendo todas las industrias (y que muchas PyMEs mexicanas no son capaces de atender).

Retos

Sin lugar a dudas, las tensiones a nivel internacional y las debilidades políticas, aunado a la alta competencia dada entre potencias mundiales (como China y Estados Unidos), más la ya mencionada pandemia, son aspectos que determinan los nuevos retos a enfrentar por parte del comercio exterior. Veamos algunos de ellos.

1.- Tensiones comerciales 

Las disputas comerciales entre países, así como las medidas proteccionistas por la industria nacional de ciertas potencias han llegado a afectar el flujo de bienes a nivel internacional. Altos aranceles o barreras de importe y exporte impiden el intercambio de servicios y productos entre países.

2.- Digitalización y comercio electrónico

La pandemia agilizó el uso de recursos electrónicos y digitales para crear y mantener un negocio. Las tiendas físicas de pronto se mostraron obsoletas ante la posibilidad de ofrecer productos y servicios a través de páginas web —incluso, de una red social—.

Sin embargo, no todos los países ni comercios son capaces de adaptarse al medio digital. Y, de igual manera, aspectos como la regulación, impuestos transfronterizos y protección de datos son retos que enfrentar con el arribo de este modo de comercio.

3.- Cambio climático

La demanda poblacional a nivel global ha provocado una alta contaminación por parte de las industrias, misma que ha afectado al medio ambiente. El cambio climático, a la par del consumo excesivo de recursos primarios (como el agua potable), ha causado estragos en la naturaleza.

Uno de los retos a enfrentar es el cuidado ambiental mientras se sostienen a las diversas industrias de las cuales dependen diversas sociedades. Adaptarse al modelo de empresas ecológicamente responsables y evitar contaminantes lo menos posible en todo el proceso de adquisición y oferta de bienes a nivel internacional son retos contemporáneos a considerar.

4.- Desigualdad global

Como ya mencionamos, los diversos estragos económicos generados actualmente son atendidos —e incluso, superados— en todo el mundo, pero de una manera asimétrica, es decir, desigual.

La recuperación no sólo implica estabilidad para los países, sino una ventaja bastante grande en lo que refiere a la competencia internacional. Ciertos países, mejor acomodados que otros, tienen un mayor desarrollo, lo que significa una gran variedad de oferta a la hora de ingresar en el comercio exterior. Asimismo, estos países tienen una mayor facilidad para adquirir la amplia gama de productos que hay en el mercado.

Aquellas naciones menos favorecidas, en cambio, habrán de enfrentar el reto de posicionar la oferta de sus productos en la competencia internacional, a la vez que buscan conseguir productos de gran calidad y no sólo los remanentes, olvidados por las grandes potencias.

5.- Salud pública

Si algo dejó muy claro la pandemia por COVID-19 es que es indispensable mantener el flujo de bienes y las relaciones comerciales para abastecernos de elementos esenciales como productos de enfermería y limpieza, medicinas y vacunas.

Actualmente, ante un virus que muta y que retorna en determinadas temporadas, deben de afrontarse retos respecto a la conservación sanitaria en cada aduana y punto de acceso y salida de mercancía, todo con el objetivo de evitar el cierre fronterizo.

Como pudiste ver, son diversos los retos a los que se debe hacer frente en el comercio exterior actual. El panorama mundial, tan volátil en los últimos años, demanda por una adaptación inteligente y ágil; características que una agencia aduanal en México deberá cumplir.

Si te gustó este artículo, te invitamos a compartirlo, así como a visitar nuestro blog, donde encontrarás información interesante y valiosa sobre el comercio internacional y las agencias aduanales.

Deja un comentario